SOLA

Mucho que he viajado antes, y aún así esta vez todo se siente diferente. Cada uno de los segundos de este camino los relleno yo. Por un lado el cuerpo se mueve solo, sin mandato, que si leo o rayo, si me siento en la silla o en el piso, si rápido o despacio… mientras viendo, viendo, viendo, oyendo. Y por otro lado la versión maldita del cerebro saliéndose de control al no tener aliento ajeno. Y se enredan los enredos, cuánto miedo, solo por estar solos.

¿Si me pierdo? ¿Si me roban? ¿Si se me acaba la plata? ¿Si me muero? 

Pero prefiero abrir manos a lo incierto, ya era mucha la majadería que me tenía, ya mucha la queja de que tanto suelo. Y es que nacemos y morimos solos, ma lo dice todo el tiempo.

Me encuentro con mi cuerpo en movimiento. Cuerpo completo, tan lleno, con todo y complejos. Cuánto me agradezco, porque a pesar de llorar tanto, siempre me abracé al mismo tiempo, confiando pleno de que juntas, yo todas, saldríamos de ese cuento. Y por mientras, y en cualquier mientras, que aprendamos. Que sintamos, porque al final más miedo le da al miedo al vernos sentir tan lleno, tan repleto; solo así es que podemos embriagarnos de la vida que merecemos.

Acá voy a parirme de nuevo, a buscarme, a recuperarme. Mati me dijo que lo lindo de no tener una casa es que la tierra se vuelve refugio, y que al caminar solos, la humanidad entera nos espera. Y es que también es eso, manos hay siempre, las hay todas. Por más solos que bailemos.

YE SCANS028

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s